fbpx
info@comunidadmujerescerveceras.com

Praga, un destino cervecero por excelencia

CMC

Praga, un destino cervecero por excelencia

¡Nuevaaa entrada! Seguimos creciendo e integrando otras voces, por eso es que hoy tenemos un posteo muy diferente, escrito por @valexunviaje. Vale vuelca su pasión por los viajes y experiencias en su blog que comenzó durante esta cuarentena. Sin más preámbulos, te dejamos para que puedas leerla.

 

PRAGA, UN DESTINO CERVECERO POR EXCELENCIA

Praga es una ciudad que atrapa y enamora! Para mi gusto, es una de las más lindas de Europa, lejos! Si te gusta la historia y la arquitectura medieval, te va a encantar.

Recorrer la Ciudad Vieja, la Plaza Wenceslao, subir a la Torre del Ayuntamiento, observar el Reloj Astronómico y los movimientos de sus figuritas cada vez que cambia la hora, cruzar el Puente de Carlos IV y apreciar algún atardecer sobre el Río Moldava, recorrer el barrio Mala Strana y visitar el Muro de John Lennon, subir al Castillo de Praga, ir a la Catedral de San Vito y al Callejón del Oro, son algunas de las tantas cosas que podes hacer en esta hermosa ciudad que parece sacada de un cuento.

 

 

Pero la experiencia en Praga no termina ahí! Praga es un destino ideal para los/as amantes de la buena birra, como es nuestro caso! De hecho, la República Checa es el país del mundo con mayor consumo de cerveza anual, que equivale a 160 litros por habitante!

Además, el papel de República Checa es crucial en la historia de la cerveza. De hecho, el país fue la cuna de la cerveza más conocida y comercializada del mundo entero: la Pilsen! Que se llama así en honor a la ciudad donde fue elaborada, por la Cervecería Pilsner Urquell, en el año 1842.

Aunque no lo creas, hoy en día se sigue elaborando de forma tradicional, usando la receta original de hace 175 años. Esta fue la primera cerveza lager dorada del mundo, ya que hasta ese entonces las lager eran cervezas más oscuras, turbias y densas.

Te cuento un poco más sobre la historia de la cerveza más famosa de Praga y del mundo: Josef Groll, maestro cervecero formado en Alemania y Austria, creó la receta, y eligió los mejores ingredientes para elaborarla. Estos incluían agua local de la ciudad de Plzeň (Pilsen), el característico lúpulo Saaz, cebada de Moravia y levadura H alemana. Se dice que Groll introdujo la levadura alemana de contrabando, ya que las leyes alemanas prohibían comerciar con ella para proteger el producto local. De esta forma, un monje vendió la levadura a Groll para saldar una deuda, sacándola clandestinamente del monasterio.

Además, Groll introdujo la baja fermentación. Hasta entonces, el método habitual de fermentación de la cerveza era mediante barriles abiertos a temperatura ambiente, en los que la levadura fermentaba en la parte superior del barril, lo cual hacía muy variable la calidad de la cerveza dependiendo de la cantidad de levadura que hubiera en el ambiente (además de la añadida), pudiendo llegar a estropearla en los meses más cálidos. Groll hizo excavar túneles subterráneos para poder fermentar la cerveza en frío,  tal como hacían los alemanes de Bavaria en las cuevas alpinas.

La cerveza Pilsen tiene entre 3 y 5 grados de alcohol, un sabor ligero y fresco pero al mismo tiempo intenso y un aspecto limpio, dorado y cristalino, con sutiles notas a malta y caramelo. Posee un rico aroma a cereales y lúpulo y su final es amargo.

Este estilo de cerveza se hizo tan popular entre los consumidores, que es la que comúnmente imaginamos cuando pensamos en una cerveza. El estilo ha sido adaptado y reinventado en todo el mundo y la Pilsen es generalmente comercializada como una cerveza con poco sabor y cuerpo, aunque esto difiere de la original. Por esto se le añadió Urquell al nombre, que significa “de la fuente original”, para diferenciarla de sus competidores.

 

 

Donde podes aprender sobre la historia, y probar esta y tantas otras cervezas que se producen en Praga? Haciendo el Tour de la Cerveza! Este recorrido sale todos los días de la Ciudad Vieja y te lleva a algunas de las microcervecerías escondidas en la ciudad, dándote la posibilidad de degustar distintos tipos de birras, mientras vas aprendiendo un montón de datos curiosos y leyendas de la ciudad en relación a la cerveza y su historia. Realmente es imperdible para amantes de la birra que visiten Praga! Lo recomiendo muchísimo!

Pueden ver mis tips y recomendaciones para visitar Praga y otros destinos en valexunviaje.wordpress.com

Espero que les haya gustado esta reseña y que anoten Praga entre sus próximos destinos! Na Zdravi!